Feeds:
Entradas
Comentarios

Posts Tagged ‘Lápiz de color y acuarela y tinta’

Navidad 2013Una tarjeta un tanto viejita pero siempre vigente. ¡Una feliz y fresca Navidad les desea Papá Noel desde el hemisferio sur!

Read Full Post »

Ilustraciones que hice para la revista infantil israeli “Einayim” (“Ojos”). El artículo era sobre cómo perciben el dolor los animales, cómo lo manifiestan, y qué pensaban los humanos al respecto a lo largo de la historia…

Read Full Post »

Advertencia al lector: este post es largo y tedioso, como el camino que recorrí desde que me llamaron para hacer este trabajo hasta que finalmente lo terminé. Se trata, justamente, de contar los millones de cambios y ajustes que sufrieron mis dibujos hasta que milagrosamente editor y escritor dijeron que estaban conformes.

Qué son los Crampapolim? Cómo empezo el periplo?

Hace 3 meses me contactó la editorial para que dibuje la tapa de un libro cuyos protagonistas son unos personajes extraños. Esta es toda la descripción que me dieron para hacer el dibujo: “Los Crampapolim son una familia: el padre tiene pelos en la panza, la madre en las cejas, la hija mayor en la nariz y el hijo menor en la palma de la mano. Los pelos echan chispas”. Bueno, sin mas precisiones, esto es lo que hice:

La respuesta al boceto fue una extensísima descripción de los Crampapolim, con una minuciosidad en los detalles que parecia que estaban hablando de criaturas que tenian delante. Segundo intento, entonces:

Aja, si, mucho mejor, pero tienen mucha cara de buena gente: hay que hacerlos mas crueles, o mas picaros/malvados, que parezca que estan tramando algo malo, etc. Tercer intento:

Di en el clavo con las miradas torvas. Los personajes estan bien, ahora a agregarle detalles: me mandaron una lista de cosas para dibujarles que no se puede creer. Pongo a los padres nomas porque es demasiado:

Bien, aplausos, los personajes estan diseñados. Pero lo que necesitan es a los personajes en acción: me mandaron entonces una descripción de la tapa de lo que querían, y esto es lo que hice:

Un par de cambios menores (la moto y la cara del padre, la delgadez de la fotógrafa) y a pintar:

Buenisimo, todos contentos… pero cambió el diseño y ahora necesitan que el dibujo tenga 6 cm mas de cada lado. Dios, esto no se termina mas…

Y se los mande mas grande, y al final ellos terminaron agregándole espacio arriba por su cuenta. Y ahora si, terminamos:

Lo único bueno de tanto ajetreo fue que, vista la cantidad de cambios que tuve que hacer, me animé a pedir mas plata… y me pagaron más. Un 5o% más de lo que acordamos. Para mi, que soy un horror haciendo negocios y acuerdos, ésta fue la mejor parte.

Read Full Post »

Ji ji ji, cómo me gustan los pisos de las casas viejas! Ahora que encontre un catálogo enorme de mosaicos calcáreos no me para nadie!

Read Full Post »

Mi fabulosa prima Chili puso a rodar un meme (que vendría a ser una cadena de posts con consigna, que los blogueros se van pasando), y esta vez me prendí. Nunca antes había seguido uno, básicamente por dos motivos: a) tenía pretensiones de que este blog fuese “de ilustración” y nada más; y b) no tengo a nadie a quien pasárselo.

Pero esta vez es diferente. Una, porque el tema me enternece: se trata de contar la historia de cómo uno conoció a su pareja, y mi historia me encanta. Otra, porque la historia incluye un par de dibujitos testimoniales; y por último, porque ya asumí que este blog es cualquiera.

Así que acá va:

La cosa sucedió en Praga, pavada de escenario. Septiembre del 2003. Yo estaba viajando solari, me había ido a Praga desde Berlín en una excursión relámpago de 36 miserables horas; y tenía además un ojo negro, culpa de querer enseñarle a bailar cumbia a un alemán de codos de piedra. Ese es el cuadro de la situación.

En mi única noche en Praga, y después de protagonizar un hecho medio vergonzozo, me fui a un bar donde tocaban Jazz en vivo, a embriagarme de cerveza y música -un plan perfecto para repuntar la noche, que había arrancado masomaso. Pero oh sorpresa, cuando llegué estaban tocando blues pedorros, cobraban un fangote para sentarse al lado de los músicos, no había banquetas desocupadas en la barra y encima era altísima (la barra). Ni loca me iba a sentar sola a una mesa, con la cara que tenía iba a parecer un personaje de Toulouse Lautrec; así que me fuí a “acodar” a la barra (mas correcto sería decir que me fui a asomar a la barra, la maldita me llegaba a la nariz) y me pedí una cerveza. La cosa no venía bien, y no podía ser que mi única noche en Praga fuese una porquería; así que me puse a mirar alrededor pensando qué podía hacer para rescatarla. Y ahí vi al morocho con rulos mas lindo que vi en mi vida, sentado con otro flaco en una mesa, mirándome cada tanto con carita de pícaro. Clin, caja, agarré mi mochila, mi cerveza y me fui a la mesa derecho. “Hola, por casualidad hablan ingles o castellano?” fue mi frase encaradora (en inglés); “Sentate, querés” me dijo el morochazo de ojos sonrientes, y de ahí en mas no nos separamos hasta el día siguiente, que me tome el bondi de vuelta a Berlín. Un día, 24 horas nomas, estuvimos juntos. Un día que no puedo explicar lo increible que fue.


(este dibujo es de uno de los momentos de ese dia, se lo mande por correo desde Argentina 4 meses mas tarde)

Bueno, al día siguiente él se volvió a Israel, yo volví a Argentina, y arrancamos el contacto por mail (diario) y alguna que otra carta/llamada telefónica. Todo seguía en el mismo nivel del día ese en Praga, así que después de un año de mailserío, en septiembre del 2004, el israelí llamado Gabriel se jugó y se fue a Argentina a ver qué pasaba, a ver si la cosa era tan impresionante como parecía ser o era una ilusión de un lindo recuerdo en Praga y unos cuantos mailses rutilantes. Y resultó ser de verdad. Asi que despues de pasar 1 mes y medio en Argentina, yo me gasté todo y me fui a Israel por 2 meses; y despues él fue una vez mas a Argentina, sólo para decidir quién se mudaba. Todo ese periplo de visitas mutuas y llamadas telefonicas diarias duró un año (en el que nos arruinamos económicamente), hasta que en septiembre del 2005 me fuí a vivir con él a Jerusalén… y un año mas tarde nos casamos, primero en Argentina y después en Israel. Si quieren ver qué bonita quedó la tarjeta de casamiento, está en mi website.

Tengo que volver a Praga, la verdad es que de la ciudad no vi nada…


(otro dibujo que le mandé, obsesionada como estaba con el materión que tenía que rendir en la facultad)

Ah, si hay alguien por ahí que quiera hacerse cargo del meme, está mas que invitado!

Read Full Post »

Mas niños. Este, a diferencia del anterior, no me gusta mucho que digamos… pero bueh, no todo el año es Carnaval.

Y para que lo posteo si mucho no me convence? Una buena pregunta, la verdad es que no se. La mayor parte de mi vida me la pase dibujando y tirando mis mamarrachos a la basura antes de que nadie los vea (los pocos que sobrevivieron a este periodo son los que mi vieja logro rescatar y guardar). Ahora parece que cambió el viento y cada dibujo que hago se lo muestro a todo el que puedo, cosa de enterarme de que reacciones provoca. Ya voy a encontrar un término medio.

Mejor vuelvo a los animales.

Read Full Post »

Siguiendo con mi cruzada “a ver si dibujo algo infantil de una vez”, me dediqué con esmero a tratar de dibujar chicos. Como no me salen muy fácilmente y no hay musa inspiradora que venga en mi ayuda, me puse a dibujar un recuerdo de mi infancia (que, por suerte, incluye animales).

Asi que acá estamos Luciana y yo con nuestro “rebaño de perros”, dando vueltas en la “pampita” de enfrente de casa, indiferentes las dos al implacable viento patagónico de Río Gallegos. Los colores no son del todo fieles -Luciana no es pelirroja y yo nunca tuve esa bufanda- pero lo demás es posta: los perros (Blacky, Viejo, Pintitas y Chicha), los kickers de Luciana, las piedras tipo canto rodado, el gris predominante… y el viento vientísimo acompañándonos siempre.

Que sera de la vida de Luciana…?

Read Full Post »

Older Posts »